LOS CASACAS MARRONES

Series, muchas series.

lunes, 30 de marzo de 2009

Liar Game



Dorama del año pasado basado en un manga del mimo nombre de Shinobu Kaitani, de futura publicación en nuestro país, protagonizado correctamente por Toda Erika (Death Note) y Matsuda Shouta (Ikigami), en el que se nos cuenta como Kanzaki Nao una chica "demasiado honesta para su bien", al llegar a su casa un día cualquiera se encuentra frente a su puerta un caja negra que contiene 100 millones de yen, y una invitación para participar a un juego llamado "Liar Game Tournament".
Este juego consta de unas reglas sencillas, (1) 30 días después de empezar el juego debes devolver el dinero al organizador del juego. (2) Lo que hagas para robarle de su dinero a los demás participantes del juego no será visto como un crimen. (3) Si te roban el dinero, serás responsable y tendrás que pagarlos en su totalidad...
Nao sin quererlo se ve metida de lleno en el juego, como no, siendo engañada en el primer instante, por lo que, no tendrá más remedio que pedir ayuda a un estafador, Shinichi, considerado uno de los mejores, y que acaba de salir de la cárcel. Con su ayuda, comenzara a participar en el temible juego, con igual, o mayores posibilidades de ganar, que los demás.


Liar Game es una serie que a pesar de partir de una premisa muy interesante y con posibilidades se pierde entre tanto moralismo, convencionalidad y sensiblería, en el desarrollo de la historia y los personajes.
El juego psicológico entre los dos “enemigos” inteligentes de esta historia no llega ser tan rebuscada como la de Death Note entre Light y L, pero sin dudas de ahí parte como referencia el manga que da origen a este Dorama, y por tanto este. A pesar de los continuos golpes de efecto y giros de la trama, en la mayoría de las ocasiones puedes descifrar la intriga por ti mismo.
Los personajes principales tampoco tiene el carisma de los del manga deTsugumi Ōba y Takeshi Obataya, en concreto el de la chica protagonista es odioso, de lo estúpido que puede llegar a ser causando problema tras problema, haciendo alargar la trama innecesariamente y haciéndola que se desarrolle típicamente y desprendiendo moralismo por todas partes. Con la escusa de bondad y buena fe se consigue caer en el ridículo, llegando a irritar y aburrir.

Técnicamente siguen defraudándome los doramas, por su baja calidad a pesar de demostrarnos en el cine asiático en más de una ocasión que con poco presupuesto se puede hacer maravillas, en las producciones televisivas no se ve esta inventiva. La horrenda banda sonora que parte de una canción de Fatboy Slim, la puesta en escena, la fotografía, …..

A pesar de todo ello, de nuevo su corta duración (10 episodios + 1 especial, no obstante el especial, el capitulo 11 dura más de 2 horas (los otros 10 tan solo 45 min.), aunque la primera sea un resumen de lo sucedido en los episodios anteriores), la adicción que provoca los primeros episodios, y continuos cliffhangers, fueron elementos lo suficientemente interesantes para que me acabara la serie de un tirón.


Puntuación 4/10

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal